lunes, 23 de abril de 2018

Entre Ellos, de Richard Ford

Entre Ellos

Título original: Between them: Remembering my parents
Autor: Richard Ford
Traducción: Jesús Zulaika Goicoechea
Editorial: Anagrama
Año: 2017


Richard Ford ha hecho su contribución a la «Gran Novela Americana» con los cuatro excelentes libros del ciclo protagonizado por Frank Bascombe –todos editados por Anagrama–, uno de los más ambiciosos frescos literarios construidos con el empeño de atrapar el alma y el pulso de Estados Unidos. Si en esos y otros libros utiliza la ficción, en este narra una historia real, la de sus padres. Pero el tema de fondo y la ambición siguen siendo los mismos: el autor parte de su propia vida y la de su familia para indagar en la esencia de América. Y, tirando de ese relato personal, logra un portentoso ejercicio de prestidigitación literaria: hacer que una historia cotidiana e íntima, hecha de detalles que en otras manos podrían resultar anodinos, se transforme en una poderosa narración de validez universal.

El libro se compone de dos textos escritos con treinta y cinco años de diferencia. El segundo, dedicado a su madre, ya se había publicado en 1986 de forma autónoma. El primero, centrado en la figura de su padre, es reciente y rigurosamente inédito. ¿Qué historias se nos relatan en este volumen? Las de dos jóvenes de Arkansas, en el corazón de la América profunda: Parker y Edna, que se casan en 1928 y tienen un hijo –el autor– en 1944. La historia de un hombre de carácter bondadoso que se gana la vida como viajante de comercio, pasa mucho tiempo en la carretera, fuera de casa, y muere de un ataque al corazón cuando Ford tiene solo dieciséis años. La historia de una chica con un pasado complicado y un secreto, que quedó viuda a los cuarenta y tuvo que mantener a su hijo...

Dos textos bellísimos que evocan la infancia del escritor y las vidas de sus padres, unas vidas que podrían haber sido pasto del olvido como tantas otras, pero que la fuerza de la literatura rescata y convierte en piezas esenciales del universo literario de Richard Ford.

«Ford escribe el mejor homenaje posible a los responsables de su existencia» (Julio Valdeón, Leer)

«Una doble narración conmovedora» (Julien Bisson, Lire)

«Un magnífico réquiem» (Olivier Mony, Livres Hebdo)

«Un librito mágico. La narración de la muerte de su padre es un texto literario extraordinario» (Tim Adams, The Guardian)

«Una magistral destilación de sensuales descripciones, intimidad psicológica, percepciones sociales y minuciosa captación del escenario» (Booklist)

«Un sutil y minucioso testimonio del amor de un hijo» (Kirkus Reviews)

«Ford transmuta dos vidas completamente corrientes en arte» (Kelly Blewett, BookPage)

«Una brillante y conmovedora reflexión sobre el amor filial y la pérdida de los seres queridos» (Nat Segnit, The Times Literary Supplement)

«Ford posee los mayores dones de un escritor: pura elegancia verbal, humor sutil, precisa y meticulosa capacidad de observación» (Lorrie Moore)

«Ford te hace reflexionar sobre cómo ninguno de nosotros es capaz de desentrañar la extrañeza inherente de la vida» (Douglas Kennedy)

«Elegante, elegíaco y divertido. Un escritor maravilloso» (John Banville)

Richard Ford (1944, Jackson, Mississippi) es Premio Princesa de Asturias de las Letras 2016 y ha publicado seis novelas –Un trozo de mi corazón, La última oportunidad, Incendios y la trilogía protagonizada por Frank Bascombe: El periodista deportivo, El Día de la Independencia (premios Pulitzer y PEN/Faulkner) y Acción de Gracias–, tres libros de narraciones cortas y largas –Rock Springs, De mujeres con hombres y Pecados sin cuento–, y el breve libro memorialístico Mi madre, editados todos ellos en Anagrama, que le han confirmado como uno de los mejores escritores norteamericanos de su generación: «El mejor escritor en activo de este país» (Raymond Carver); «Un crítico norteamericano ha dicho que Ford se inscribía en la tradición de Faulkner, Hemingway, Steinbeck... Se está convirtiendo tranquilamente en el mejor escritor norteamericano» (Bernard Géniès, Le Nou­vel Observateur); «Richard Ford nos habla de un mundo que nos pertenece, como una canción de Tom Waits o –sirva como paradigma iconográfico– el film de Wim Wenders Paris-Texas» (J. Ernesto Ayala-Dip, El País).


Richard Ford había publicado hace algunos años el libro Mi madre, en el que hacía una memoria sobre la vida de aquélla. En Entre ellos completa la semblanza de sus progenitores con el recuerdo de su padre, fallecido prematuramente hace más de medio siglo. No es Ford un escritor que se caracterice precisamente por la emotividad de sus textos. Más bien al contrario, éstos suelen ser fríos como el hielo y por esa razón sus personajes se muestran casi siempre lejanos al lector. Aquí, especialmente en la segunda parte (que en realidad es Mi madre reeditado), el autor estadounidense abandona en parte su distanciamiento habitual y consigue que cierta emoción se cuele en estas breves páginas en las que repasa unas vidas que no tienen nada particularmente interesante pero a las que insufla una calidez bastante alejada del resto de su obra.


Richard Ford en Aventura En La Isla


martes, 17 de abril de 2018

A Través De La Noche, de Stig Sæterbakken

A Través De La Noche

Título original: Gjennom natten
Autor: Stig Sæterbakken
Traducción: Cristina Gómez-Baggethun / Øyvind Fossan
Editorial: Mármara
Año: 2011


«La tristeza llega de muchas formas distintas. Es como una luz intermitente que se apaga y se enciende. Está ahí y es insoportable, porque es imposible tenerla ahí todo el tiempo. Te llena y te vacía. Mil veces al día se me olvidaba que Ole-Jakob había muerto. Mil veces al día, de pronto, lo recordaba. Y ambas cosas me resultaban insoportables. Olvidarlo era lo peor que podía hacer. Acordarme de él era lo peor que podía hacer. Era una sensación de frío que iba y venía, pero nunca de calor. Solo había frío y ausencia de frío. Era como estar de espaldas al mar. Se me helaban los talones cada vez que una ola rompía sobre ellos. Luego la ola se retiraba. Luego volvía.»

Cuando se afirma que el dolor nos hace más fuertes, no se tiene en cuenta el camino que hay que recorrer para armarse y seguir viviendo después de una pérdida que nos cambia para siempre. Solo los grandes autores, Agota Kristof, Thomas Bernhard, Imre Kertész y ahora Stig Sæterbakken, consiguen hablar de esos momentos de búsqueda existencial y encontrar palabras para definir la complejidad que caracteriza las relaciones y los sentimientos humanos.

Con una prosa deslumbrante Stig Sæterbakken obliga al lector a sentir profundamente cercanos todos los estados de ánimo que Karl Meyer, el protagonista de esta extraordinaria novela, manifiesta. La sensación de culpa, la pérdida, el amor o el aislamiento, sentimientos tan característicos de las sociedades occidentales, son las experiencias humanas que se nos trasmiten. La peor pesadilla del dentista Karl Meyer se hace realidad cuando su hijo, Ole-Jacob, se quita la vida.

Esta tragedia es el punto de partida para que el narrador, en una especie de genealogía de la culpabilidad, comience a plantear preguntas esenciales sobre la experiencia humana: ¿Qué hacer para mitigar el dolor de una persona?, ¿cómo se puede vivir con el dolor ocasionado por una pérdida insoportable?, ¿hasta cuándo puede un hombre soportar el sufrimiento causado por la muerte de su hijo?


Promocionado por su célebre compatriota Karl Ove Knausgård, A través de la noche fue el último título del noruego de nombre impronunciable Stig Sæterbakken y con él el culo se les ha hecho pepsi-cola a todos los reseñadores del internet, aunque al mismo tiempo no dan impresión de haber entendido demasiado. En mi caso el libro tan sólo me produce ganas de matar a su autor, pero no es posible porque ya está muerto. Concretamente se suicidó en enero de 2012 y aunque ese hecho luctuoso debería reforzar la sensación de autenticidad de lo narrado en las páginas del libro, su anunciada exploración del dolor y la tristeza se queda en la epidermis y en un itinerario grotesco de encuentros imposibles entre el atormentado (e insufrible) protagonista y una serie de personajes sacados de la nada que me provocan una molesta sensación de artificiosidad que no mejora precisamente en un final entre lo gótico y lo esperpéntico.
lunes, 16 de abril de 2018

La Muerte De Stalin, de Fabien Nury y Thierry Robin

La Muerte De Stalin

Título original: La mort de Staline
Autor: Fabien Nury y Thierry Robin
Traducción: Unai Velasco
Editorial: Norma Editorial
Año: 2010-2012


¿MUERTE NATURAL O COMPLOT? LAS LUCHAS POR EL PODER EN LA UNIÓN SOVIÉTICA DE STALIN

El 2 de marzo de 1953 el camarada Josef Stalin sufre un repentino ataque cerebral tras leer una breve nota de la solista María Yudina. Los miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética se reúnen en comité, pero las resoluciones se demoran y la ayuda médica llega tarde.

Dos días después se hace pública la muerte del “Padre de los Pueblos” y, mientras el partido se debate en busca de un sucesor, Vassili, su hijo, intenta destapar una conspiración organizada contra su padre. Es entonces cuando las pompas fúnebres se convierten en un juego estratégico de acusaciones internas y traiciones al Partido, una lucha entre la asunción del poder y la pura supervivencia.

El guionista de Érase una vez en Francia, Fabien Nury, y el dibujante Thierry Robin se acercan con éxito a uno de los capítulos clave de la historia de la Unión Soviética con una verdadera lección de cómic, mezclando una soberbia documentación histórica con escenas de una gran intensidad narrativa.

Fabien Nury. Nació en 1976 en Francia y comenzó su carrera como redactor y director creativo en el ámbito de la publicidad, pero pronto destacó como guionista. A lo largo de los años, ha escrito más de una docena de álbumes y novelas gráficas que han aparecido publicados en las editoriales más emblemáticas de Francia. Uno de los momentos clave en su carrera fue su encuentro con el autor francés Xavier Dorison, con quien creó la serie W.E.S.T., que fue lanzada en el año 2003. Entre 2004 y 2008 trabaja en una nueva serie, esta vez de corte fantástico, titulada Yo soy Legión, con John Cassaday. Este se convierte en su primer cómic publicado en los Estados Unidos. Con Érase una vez en Francia obtiene el premio a la Mejor Serie en el Festival de Angoulême de 2011. Al margen de su prolífica y exitosa labor en el ámbito del cómic, ha escrito también guiones de cine. Entre los más notables se cuenta el de la película francesa Les brigades du Tigre, estrenada en 2006.





Coincidiendo con el estreno (bastante fugaz) de la adaptación cinematográfica del mismo título dirigida por el escocés Armando Iannucci, recuperamos la estupenda edición de Norma Editorial de La muerte de Stalin, celebrado cómic francés con guion del prestigioso Fabien Nury y dibujos de Thierry Robin que narra y especula a partes iguales sobre los momentos inmediatamente posteriores al inesperado fallecimiento del icónico personaje y las luchas cainitas por el poder que se sucedieron a continuación entre los miembros más destacados del Soviet Supremo. Personalmente esperaba más de la historia pero el conjunto se limita a escarbar en la superficie ofreciendo un retrato bien dibujado pero bastante maniqueo de los hechos.
lunes, 9 de abril de 2018

Cosas Que Los Nietos Deberían Saber, de Mark Oliver Everett

Cosas Que Los Nietos Deberían Saber

Título original: Things the grandchildren should know
Autor: Mark Oliver Everett
Traducción: Pablo Álvarez Ellacuria
Editorial: Blackie Books
Año: 2008

E, líder de Eels, abre su corazón en el libro de memorias más leído de la década.


Mark Oliver Everett, el llamado ‘Kurt Vonnegut’ del rock, líder y cerebro de Eels, banda que Bush II intentó prohibir por nociva –cosa que honra al menos a la banda- es hijo del físico cuántico Hugh Everett, que se perdió en su propia y notable interpretación de los universos múltiples hasta que E, como también se conoce al autor de este libro, encontró su cadáver. Así empezaba un ciclo de desgracias que culmina en una rara y preciosa autobiografía musical. Y es que la desgracia siempre dio mejores historias, y mejores canciones, sobre todo si son de Everett.

Un libro tan único como el género de la «dysfunctional-americana» que, según alguna enciclopedia y como se explica en el prólogo de este libro, empieza y termina con eso que la cambiante formación de eels ha hecho a lo largo de tantos y tan importantes discos. Y precioso, precioso porque es verdad y porque conmoverá incluso al despistado que no sepa quién es este hombre. Y otro tanto hará por la infortunada que no haya escuchado jamás un disco de la banda pero que, felizmente, aún está a tiempo.

Vista por encima, la historia se parece un poco a muchas: chico introvertido y maldito coge el virus de la música, se muda a Los Ángeles y, a fuerza de tenacidad y fortuna, consigue su primer contrato discográfico. Pero que al mismo tiempo no consigue escapar de esa desdicha que, como escribió un novelista famoso, salva a algunas familias de ser iguales a todas.Aquí, sin embargo, hay humor (un humor único, una “triunfante sonrisa vencida”, en palabras de Fresán), aunque a la muerte del padre seguirán la de la madre, el mánager de la banda y la tía azafata que iba en uno de los aviones secuestrados el 11-S, además de la hermana adorada y perturbada que se suicida para acabar con la estirpe. O casi, porque E no nació hasta 1963 pero este libro podrían leerlo sus nietos. Los que no ha tenido, aunque no sería del todo imposible que los tuviera, porque sigue vivo. Sigue vivo, y precisamente de eso va este libro.

Mark Oliver Everett. Virginia, Estados Unidos, 1963.
Mark Oliver Everett no mostró talento alguno para la física de pequeño, a la que se dedicaba su padre, el doctor Hugh Everett III, «uno de los científicos estadounidenses más importantes del siglo XX» (según la revista Scientific American), que de joven se carteaba con Einstein y cuya interpretación de los universos múltiples dio pie a incontables libros de ciencia ficción, películas y episodios de Star Trek.

La poesía, en cambio, le vino de su madre, que escribía y en paz descanse, como descansa toda la familia cercana de Everett, motivo por el cual éste no sabe qué poner cuando le preguntan a quién contactar en caso de emergencia. Aunque, todo sea dicho, al menos siempre hay una buena mujer a su lado, o al menos una mujer medio loca a pesar de que, como él mismo dice, Everett sea tan feo. Por eso la poesía también le viene, seguro, de la historia de la familia toda y de la vida que le ha tocado vivir.

Sea como sea, a Everett siempre le interesaron más bien los discos que escuchaba su hermana (como cada tarde, durante un año, el After the Gold Rush de Neil Young), y aunque nunca soñó con llegar a tocar el mismo piano vertical con el que Young grabó ese disco (como un día iba a ocurrir), su vocación musical no sólo fue temprana, sino que consiguió superar una inseguridad proverbial.

A los diez años tenía por favorito el primer disco en solitario de Lennon, como cabe esperar de un crío disfuncional aunque también resuelto: a los seis ya se había comprado su primera batería de juguete en un mercadillo. En la adolescencia, después de haber compuesto unas cuantas canciones en el piano de casa, se hizo con una guitarra que acumulaba polvo en el armario (el de su hermana). Naturalmente a los 20 estaba obsesionado con grabar canciones en un cuatro pistas (también de segunda mano), y a los 24 iba a largarse a la gran ciudad a hacer lo único que estaba convencido de querer y poder hacer. Aunque luego resultara que lo que uno deja atrás siempre lo persigue y también que, gracias a eso (a la desdicha que, como escribió un novelista famoso, salva a algunas familias de ser iguales a todas) y desde luego al genio incontestable, Everett pudo escribir, además, su autobiografía Cosas que los nietos deberían saber. Y los que vendrán, esperamos.

Porque Everett parece escribir un poco sin querer, pero ésa debe de ser su forma de querer mucho y bien, de hacer lo que toca sin someterse, como ha hecho siempre: ser un estoico sin parecer virtuoso, y quién sabe si para que lo quieran más, eso por lo que alguien ha dicho que los escritores escriben. Y seguro que si lees esto el libro te va a entusiasmar.

Vista por encima, la historia del libro, su historia, se parece un poco a muchas: chico introvertido y maldito coge el virus de la música, se muda a Los Ángeles, donde no conoce a nadie, trabaja en lo que toque y, a fuerza de tenacidad con el aparato de las cuatro pistas (y desde luego un poco de fortuna), en efecto consigue firmar su primer contrato. El primero de tantos, como obligará la anormalidad de su banda, Eels, celebrada por otros elementos atípicos como Tom Waits, Van Morrison y sí, Neil Young, además de extrañamente reconocida por el público al igual que por la crítica, como suele decirse.

Pero luego viene todo lo demás, lo que mejor dejamos al propio Everett contar, porque nada de lo haya hecho o haya vivido se parece a lo que han vivido los demás (y sin embargo E es como todos nosotros), y de eso, sobre todo, va su libro.


Mark Oliver Everett, conocido principalmente por su condición de líder de la banda estadounidense Eels, publicó hace una década este libro de memorias en el que se narra una serie de acontecimientos bastante terroríficos pero empleando siempre un tono que se aleja de la grandilocuencia y el sensacionalismo en el que hubiera sido fácil caer. La persona detrás del personaje parece ser alguien bastante más normal de lo que pudiera esperarse en un principio. Desde su infancia y adolescencia en el estado de Virginia hasta su presente más o menos exitoso en Los Ángeles, Everett va desglosando los avatares de su vida en lo que pretende (y consigue) ser un relato honesto con el lector, no necesariamente seguidor de su faceta musical.



Eels. Ugly Love


lunes, 2 de abril de 2018

Bajo Los Cielos De Asia, de Iñaki Ochoa de Olza

Bajo Los Cielos De Asia

Autor: Iñaki Ochoa de Olza
Editorial: Saga
Año: 2008

Memorias del himalayista navarro
fallecido en el Annapurna



Gracias a su fortaleza, velocidad y carácter, Iñaki formaba parte del reducido grupo que compone la élite del himalayismo mundial. En 2008, un derrame cerebral le inmovilizó a 7400 metros en el Annapurna. Cinco días de épicos esfuerzos a cargo de algunos de los mejores himalayistas no fueron suficientes para rescatarle y uno de los más admirados montañeros nos dejó. Este relato lúcido y desnudo nos desvela cómo entendía él la montaña y la vida.


Cuando está a punto de cumplirse una década de su trágica muerte en el Annapurna, es un buen momento para recordar a Iñaki Ochoa de Olza a través de este estupendo libro de memorias que se publicó de forma póstuma y que he descubierto hace poco por casualidad. El estilo narrativo de Iñaki seguramente casaba a la perfección con su forma de ser, si nos basamos en los vídeos que se pueden ver en Internet y en los unánimes elogios que siguen despertando su figura y su recuerdo. Iñaki era un apasionado de la montaña y esa pasión consigue transmitirla plenamente en su autobiografía, algo que es menos frecuente de lo que parece. Bajo los cielos de Asia sigue cronológicamente sus ascensiones o intentos de ascensión desde 1990 a 2000. Salvo el primer capítulo, ambientado en el californiano Yosemite, el resto del libro se centra en sus expediciones al Himalaya y fue allí, donde más vivo se sentía, donde acabó encontrando la muerte el 23 de mayo de 2008. La crónica de su intento de rescate fue el tema de un celebrado Informe Robinson.



Informe Robinson. Una vida entregada a la montaña [Enero, 2010]



domingo, 25 de marzo de 2018

La Balada Del Norte. Tomo 2, de Alfonso Zapico

La Balada Del Norte. Tomo 2

Autor: Alfonso Zapico
Editorial: Astiberri
Año: 2017


Oviedo, 1934. Una huelga general revolucionaria estalla la noche del 5 de octubre y sume a todo el país en un profundo caos. Tristán Valdivia, que había vuelto enfermo desde Madrid a la casa paterna, busca refugio en la capital, mientras los sublevados avanzan arrasando todo a su paso. La ciudad permanece en silencio, hasta que de repente se oye un ruido en la lejanía. Es la dinamita de los mineros... El enfrentamiento está servido.

El periodista Javier Pérez de Albéniz asegura que “este segundo tomo de La balada del norte confirma que estamos ante el gran festín de la novela gráfica española, una obra ambiciosa que huye del panfleto y reivindica la memoria histórica. Zapico mira al colectivo y ve al individuo. Hace explotar obuses, y dinamita la mediocridad bélica, para derribar la noche y despejar el camino a la filosofía y la literatura. Cree en el ser humano, sea cual sea el uniforme que vista, como fuente de virtud y esperanza. El resto es conflicto, enfrentamiento, abstracción”.

Concluye Pérez de Albéniz: “Zapico ilustra un enfrentamiento fratricida, convierte el odio en belleza, apuesta por el poder del individuo y nos ofrece una posibilidad de reconciliación y esperanza. Es una gran suerte poder disfrutar de obras tan inspiradoras, conmovedoras y emocionantes como ésta”.

Alfonso Zapico (Blimea, Asturias, 1981). Historietista e ilustrador freelance. Trabaja en proyectos educativos del Principado de Asturias y realiza ilustraciones, diseños y campañas para diversas agencias de publicidad, editoriales e instituciones. Es ilustrador de prensa en diarios regionales asturianos (La Nueva España, Cuenca del Nalón, Les Noticies).

Se estrena en 2006 con un álbum de corte histórico para el mercado francobelga, La guerra del profesor Bertenev (Dolmen, 2009). Su primer trabajo publicado directamente en España es Café Budapest (Astiberri, 2008), donde se mete de lleno en una ficción determinada por los orígenes del todavía no resuelto conflicto palestino-israelí. Acto seguido apuesta por recrear en cómic la vida de James Joyce, Dublinés (Astiberri, 2011), que gana el Premio Nacional del Cómic 2012 y a raíz del cual surge el cuaderno de viaje La ruta Joyce (Astiberri, 2011).

Vive en la localidad francesa de Angoulême, donde, tras realizar El otro mar (Astiberri, 2013) a caballo de su Asturias natal, a la que vuelve con regularidad. Se encuentra preparando su nueva y ambiciosa obra, La balada del norte, que constará finalmente de tres tomos, de los que ya se han publicado los dos primeros en 2016 y 2017.





El segundo tomo de La balada del norte mantiene las mismas constantes que ya mostrara su predecesor. Una vez que estalla la revolución de octubre de 1934 seguimos al devenir de los personajes presentados en la primera entrega en una narración que parece suspendida en el tiempo como la propia revuelta popular. El autor asturiano sigue con su loable intento de no caer en el maniqueismo pero en ocasiones se desprende de ciertos pasajes una especie de mirada equidistante que personalmente me irrita bastante.
lunes, 19 de marzo de 2018

Buenas Noches y Saludos Cordiales, de Vicente Ferrer Molina

Buenas Noches y Saludos Cordiales

Autor: Vicente Ferrer Molina
Editorial: Roca
Año: 2016

JOSÉ MARÍA GARCÍA
HISTORIA DE UN PERIODISTA IRREPETIBLE



José María García es quien crea el hábito de escuchar deporte en la cama. No es solo que tenga muchos seguidores, es que consigue que un programa que termina bien entrada la madrugada sea el de mayor audiencia. El protagonismo que hoy da la radio al deporte es, sin duda, parte de su legado.

Su popularidad e influencia llegan a hacer de él un líder de masas, capaz de marcar la agenda del país. Lo escuchan incluso quienes no sienten un particular interés por el deporte. Millones de oyentes esperan el momento en el que el locutor arranca el programa con el clásico: «Buenas noches y saludos cordiales». A partír de ahí, rara es la velada en la que algún dirigente no es vapuleado y convertido, con su lenguaje particular, en chupóptero o abrazafarolas.

Su vida no la había contado nadie. Hasta hoy.

«No es sólo la radiografía del personaje, sino un volumen de Historia Reciente del Periodismo patrio escrito con nervio novelesco.» Jesús Nieto, La activa minoría

«Biografía trepidante, respetuosa e implacable.» «Las anécdotas son deliciosas.» Mariano Gasparet, El Español

«Imprescindible.» «Un libro en favor de la historia del periodismo español.» Luis Balcarce, Periodista Digital

«Una lectura apasionante al hilo de la vida de quien marcó un antes y un después en el periodismo deportivo español.» Moncho Lemos

«Un relato revelador sobre el mundo del deporte y de la política de nuestro país.» Me gustan los libros

«Excelente. Una biografía documentada y nada complaciente.» Juanma Trueba

«El libro más admirable nunca publicado sobre una figura de la transición. Ni regatea ni regala.» Matías Vallés, Diaro de Mallorca

«Desnuda a García, con todas sus luces y sombras, sin caer en falsos halagos, ni en críticas despiadadas.» Lluis Canut, Mundo Deportivo

«Con una gran labor de documentación e imparcialidad total, Ferrer Molina cuenta la historia de García y del periodismo deportivo.» Más Leer

«Su poderío adquirió ciertos vicios que desmenuzó con acierto Ferrer Molina en la biografía ‘Buenas noches y saludos cordiales’.» Guía de Radio

«Estupenda biografía de José María García que trasciende al personaje para perfilar la versión celtibérica de un arquetipo periodístico mundial: el reportero que vende a su madre por una exclusiva sembrando todo de cadáveres si es preciso.» El Confidencial


José María García marcó indudablemente una época en el periodismo español y la estupenda biografía que ha escrito Vicente Ferrer Molina escarba en la persona y el personaje, con sus luces y sombras, ofreciendo abundante cantidad de datos sobre su controvertida figura. Todos los que le seguimos en algún momento de nuestras vidas seguramente tendremos ahora opiniones encontradas sobre su estilo informativo, hijo de un tiempo y un lugar que no volverán, pero también estaremos de acuerdo en que lo suyo, con sus virtudes y defectos, era preferible al adocenamiento y servilismo actuales, donde la información y la denuncia han sido sustituidas en demasiadas ocasiones por el tertulianismo más dócil y complaciente y donde una voz tan indomable como la suya tendría casi imposible la subsistencia, como se encargó de demostrar el grupo Telefónica a comienzos del presente siglo en lo que acabaría suponiendo la despedida laboral del locutor. Ferrer Molina parece ser de esa misma opinión y su libro, enormemente ágil en la narración, así lo confirma.


 
Copyright 2010 Aventura En La Isla