jueves, 6 de noviembre de 2014

La Camioneta, de Roddy Doyle

La Camioneta

Título original: The van
Autor: Roddy Doyle
Traducción: Antonio Resines / Herminia Bevia
Editorial: Alfaguara
Año: 1991


La selección irlandesa va superando triunfalmente las diversas fases de la Copa Mundial de fútbol. Pero, mientras tanto, la no menos irlandesa familia Rabbite va de miseria en miseria. Hasta que un día aparece una camioneta destartalada, que, por no tener, no tiene motor, y Jimmy Rabbite ve con claridad el negocio: vender hamburguesas y perritos calientes, utilizando el vehículo como tenderete. Se acabaron las penas.

Y no, claro, no se acabaron las penas, por muchas horas en el pub y muchas pintas de cerveza y muchas parrafadas que se eche uno con los amigos. La pobreza... La pobreza juega duro y no se deja marcar un gol tan fácilmente. Quien sale ganando, sí, es el lector, con estos personajes que se salen de las páginas y se ponen a discutir con él, con el humor tierno y vitriólico de Roddy Doyle, con los diálogos espléndidos, con este panorama pintoresco y vivo de la clase trabajadora irlandesa.

Roddy Doyle es el novelista irlandés de más éxito internacional en los últimos años, y todas sus novelas anteriores se han visto reflejadas en otras tantas películas. La versión cinematográfica de La Camioneta ha sido dirigida por Stephen Frears.

Roddy Doyle nació en Dublín en 1958. Enseña inglés y Geografía en la Greendale Community School de Dublín.

Sus novelas anteriores a La camioneta -The Commitments, The Snapper, Paddy Clarke Ha Ha Ha- han obtenido un considerable éxito en el mundo entero, tanto en su versión literaria como en la cinematográfica.


El irlandés Roddy Doyle disfrutó de cierto reconocimiento a comienzos de la década de los noventa cuando sus primeras novelas fueron adaptadas al cine. The Commitments, que se convirtió en uno de los mejores trabajos del británico Alan Parker, fue seguida de Café irlandés (grotesca traslación del original The snapper) y La camioneta, ambas de Stephen Frears. Leída ahora, más de dos décadas después de su publicación, La camioneta en versión literaria sirve para confirmar la burbuja del prestigio de su autor, bastante diluido con el pasar de los años. Construido casi enteramente a partir de unos diálogos que indudablemente pierden en su traducción al castellano, el libro se extiende en exceso sin que su argumento dé motivos para ello y su supuesta frescura acaba tiñéndose de convencionalidad en su previsable conclusión.
martes, 28 de octubre de 2014

Una Semana En La Nieve, de Emmanuel Carrère

Una Semana En La Nieve

Título original: La classe de neige
Autor: Emmanuel Carrère
Traducción: Javier Albiñana
Editorial: Anagrama
Año: 1995


Nicolas, de ocho años, va a pasar una semana en la nieve. Va a disfrutar, junto con sus compañeros del colegio, de una semana de diversión en una estación de esquí. Es lo que en las escuelas francesas se conoce como semana blanca, que permite que los niños se oxigenen con unas breves vacaciones y rompan por unos días la rutina de las clases. En ese paisaje nevado y gélido, Nicolas conoce a su monitor de esquí y hace un nuevo amigo, el temible Hodkann, el terror de los dormitorios. Pero esos días de diversión tendrán para él mucho de viaje iniciático: el lector no tarda en ir percibiendo que sobre esa semana en la nieve planea una amenaza, un desasosiego difuso, una incertidumbre perturbadora, que se materializará de un modo terrible cuando llega la noticia de que en un pueblo vecino ha sido asesinado un niño...

Mezclando la crónica de sucesos, el relato fantástico y el inquietante universo de los cuentos de Perrault o los Grimm, Emmanuel Carrère aborda con sutileza y auténtica maestría literaria los temores infantiles, las inseguridades de una etapa en la vida de una persona en la que los miedos pueden convertirse en pesadillas.

«Con esta novela Emmanuel Carrère confirma su excepcional aptitud para la renovación. Y su arte como narrador alcanza una nueva cima» (Jean-Pierre Tison, Lire)

«Con un rigor extremo, con un tacto extremo, Carrère traza una red de sutiles señales, amenazas y premoniciones, trabajando con un registro preciso, directo, casi naturalista, en la elaboración de una perfecta narración de terror» (Vincent Landel, Le Magazine Littéraire)

«Una semana en la nieve es un viaje al imaginario infantil, a sus sombras, a sus sufrimientos intolerables» (Dominique Bona, Le Figaro)

«La sexualidad, a diferencia de otros libros de Carrère, ocupa en Una semana en la nieve un lugar central, como fuente de pavor» (Claire Devarrieux, Libération)

«Transparente y sólida, la escritura de Carrère juega muy eficazmente a la sugestión, sin insistir nunca. La nieve, omnipresente, le ofrece un contrapunto imaginario que hace que la novela se deslice hacia otra dimensión» (J.-M. de Montremy, La Croix)

«Un impresionante viaje a los recovecos del alma de un niño, narrado con un estilo glacial pero que plasma las heridas» (Jean-Claude Lebrun, l’Humanité)

«¿Y si con esta aterradora novela Carrère resultase ser un retoño feroz de Henry James?... Una semana en la nieve es una obra maestra» (Jean-François Josselin, Le Nouvel Observateur)

«Hay arte en mayúsculas en esta pesadilla en la nieve» (Annie Coppermann, Les Échos)

Emmanuel Carrère (París, 1957), después de cuatro celebradas novelas de no ficción, se ha impuesto internacionalmente como un extraordinario escritor. Así, El adversario: «El autor ha sabido transmitir con una fluidez literaria que jamás cae en falsas retóricas esa inquietud abismal sobre la nada» (Elena Hevia, El Periódico); «Ese retrato del monstruo, del diablo, logra atraparnos» (Josep M. Sòria, La Vanguardia); «Novela apasionante y reflexión de escalofrío» (David Trueba). Una novela rusa: «Un relato original, multidireccional y perturbador» (Sergi Pàmies); «Un libro sincero –ahora que es tan difícil encontrarlos–, atrevido, valiente, brutal, el striptease de un escritor» (Juan Manuel Villalobos, Letras Libres). De vidas ajenas (el mejor libro del año según la prensa cultural francesa): «Si van a leer un solo libro este año, que sea éste» (Juan Forn, Página/12, Argentina); «La novela me ha impresionado mucho. Una experiencia literaria brutal. Me apasiona» (Pedro Almodóvar); «Una obra desgarradora y grandiosa» (Sònia Hernández, La Vanguardia); «Una narración sobre la dignidad humana» (Jesús Ferrero). Limónov (galardonado con el Prix des Prix como la mejor novela francesa): «El libro, que se parece mucho a una novela de aventuras, es también una biografía y un gran reportaje histórico» (Miguel Mora, El País); «Carrère vuelve a deslumbrar» (Sònia Hernández, La Vanguardia); «Se lee a un ritmo vertiginoso» (Rafael Narbona, El Mundo); «Escritor tan insólito como poderoso. Extraordinario libro» (Carlos Boyero). Ahora hemos recuperado dos novelas de ficción: El bigote y Una semana en la nieve.


Editada recientemente en España, cuando se cumplen casi veinte años de su publicación original en Francia, Una semana en la nieve se puede considerar como la primera incursión en el horror, en este caso de ficción, del escritor francés Emmanuel Carrère. Jugando con la ambigüedad que se desprende de la narración a través de la no siempre fiable mirada de un niño de ocho años, esta novela breve condensa entre sus pocas páginas una amplia galería de horrores en off que estremece mucho más por lo que calla que por lo que dice. Carrère es poco compasivo con sus personajes, incluso cuando éstos pertenecen a la ficción.



Emmanuel Carrère en Aventura En La Isla
viernes, 17 de octubre de 2014

Los Amigos De Eddie Coyle, de George V. Higgins

Los Amigos De Eddie Coyle

Título original: The friends of Eddie Coyle
Autor: George V. Higgins
Traducción: Montserrat Gurguí y Hernán Sabaté
Editorial: Libros del Asteroide
Año: 1970


En el Boston de finales de los sesenta las actividades de la mafia y los Panteras Negras son dos de las cuestiones que más preocupan a la policía. Eddie Coyle, un delincuente de poca monta con buenas conexiones, se enfrenta a una condena de tres años por contrabando y su única oportunidad para evitar la cárcel es entregarle a la policía un pez gordo. ¿A quién de los pistoleros, matones y ladrones que conoce delatará? Pero Eddie también tiene que comer y, mientras se lo piensa, se convertirá en proveedor de armas para una banda de atracadores.

Considerada por muchos como una de las mejores novelas negras del pasado siglo, la publicación de Los amigos de Eddie Coyle en 1970 revolucionó el género en EE.UU. Fruto de sus experiencias como fiscal y periodista, Higgins introdujo en la novela el ambiente criminal con el que estaba familiarizado y consiguió dar a sus personajes la voz que verdaderamente tenían en la realidad. Sus diálogos, sus tramas y sus personajes se alejan de los estereotipos que hasta entonces imperaban en el género, dejando atrás las maniqueas distinciones entre buenos y malos para adentrarse en los auténticos y complejos grises de los que está hecha la vida.

«Es un caso singular, una pieza magistral y única. Son diálogos irrepetibles tal cual, pero que han servido a muchos otros escritores para encontrar un camino expresivo que ha marcado la evolución del género y hacen que el lector los recorra con mayor interés que la intriga misma porque ellos son la auténtica intriga, tan poderosos y absorbentes que uno tiene la sensación de que todos los demás diálogos de las novelas del género que siguieron a esta le deben pleitesía.» José María Guelbenzu (El País)

«Elmore Leonard aprendió de esta novela, así como David Mamet y por supuesto Quentin Tarantino, quien vio en el hecho de mezclar la violencia con la comedia de costumbres una virtud narrativa.» Richard Rayner (Los Angeles Times)

«La mejor novela negra que se haya escrito nunca. Hace que El halcón maltés parezca un juego de niños.» Elmore Leonard

«Cualquier aspirante a novelista, no solo el que quiera escribir thrillers, debería espabilar y leer a Higgins.» John Grisham

«Qué diálogos... El escritor americano más próximo a Henry Green. Lo que no deja de asombrarme es que una primera novela tan buena la haya escrito un policía.» Norman Mailer

«Como Joyce, Higgins usa el lenguaje de forma torrencial, magníficamente hilvanado, con el fin de crear una impresión panorámica.» Roderick MacLeish (The Times Literary Supplement)


Los amigos de Eddie Coyle es especialmente reconocida en la actualidad por sus sobrevalorados diálogos. El problema es que la novela no tiene apenas nada más y está casi enteramente construida en torno a ellos. Esto no sería un problema si no fuera porque el resultado son unos personajes esquemáticos e irrelevantes, una trama en la que todo da absolutamente igual y donde no hay una pizca de emoción que permita mantener el interés en lo narrado a pesar de la brevedad y simpleza de la historia.


sábado, 4 de octubre de 2014

Galveston, de Nic Pizzolatto

Galveston

Título original: Galveston
Autor: Nic Pizzolatto
Traducción: Mauricio Bach Juncadella
Editorial: Salamandra / Black
Año: 2010


Alto, corpulento, con barba y melena, sombrero de ala ancha y botas de cowboy, el texano Roy Cady lleva unos años ejerciendo de matón profesional en Nueva Orleans. Roy es un tipo tranquilo, comprensivo, capaz de ver el lado filosófico de las cosas, lo cual no le impide ser implacable cuando la ocasión lo requiere. Pero su vida da un giro radical el día que le diagnostican un cáncer avanzado. De pronto, sus puntos de referencia se trastocan, y el relieve de la realidad cobra una nueva dimensión. Ante la sospecha de que su jefe, el poderoso extorsionador Stan Ptitko, quiere quitárselo de encima, Roy se despoja de sus ataduras e inicia una frenética carrera hacia un horizonte desconocido, donde su encuentro fortuito con una joven desamparada le brindará, tal vez, la ocasión de darle un nuevo sentido a su existencia.

El brillante debut como novelista de Nic Pizzolatto —creador de la exitosa serie «True Detective»— es un relato sórdido y poético, violento y lírico, salvaje y conmovedor. Al mismo tiempo canónica y heterodoxa, Galveston supone un salto adelante que rompe los moldes de lo establecido con una historia trepidante, ambientada en paisajes desolados y protagonizada por personajes que huyen pese a saberse condenados, antihéroes que lo han perdido todo excepto la dignidad. Sencillamente, una novela magistral que trasciende el género policíaco para situarse como una obra narrativa de excelencia.

Nic Pizzolatto nació en Nueva Orleans y se crió en la zona costera de Luisiana. Es el creador, guionista y productor ejecutivo de la serie de la HBO «True Detective». Ha publicado relatos en revistas como The Atlantic, Oxford American, The Missouri Review, The Iowa Review y Best American Mystery Stories y ha sido finalista de los National Magazine Awards. Su primer libro fue la colección de relatos Between Here and the Yellow Sea, publicada en Estados Unidos en 2006. Galveston, su primera novela (2010), se convertirá en un largometraje cinematográfico.

«El mejor noir que he leído en la última década.» Dennis Lehane

«Un delirio incandescente de una belleza deshilachada y abrumadora [...] recuerda sólo a los mejores ejemplos del género.» Dennis Lehane, The New York Times

«Una impresionante primera novela que proyecta una mirada contundente sobre la turbulenta vida de un criminal compasivo.» Publishers Weekly

«Como un cruce entre El halcón maltés, de Dashiell Hammett, y los relatos cargados de alcohol de Raymond Chandler, Galveston, la novela con la que ha debutado Nic Pizzolatto, es un impactante relato de género negro contado a través de la voz lírica de un matón. [...] una novela trepidante y absorbente.» The Dallas Morning News

«Hay resonancias del gran James Lee Burke en la elegancia que Pizzolatto imprime a su sobrecogedora historia, y así logra hacerla inolvidable.» Daily Mail

«Una primera novela impecable, cargada de una contundente sensibilidad noir [...]. Un excelente debut en el género policíaco.» Booklist

«Una novela tormentosa y salvaje [...].» San Antonio Express-News


Un poco antes de crear la que probablemente sea la mejor serie de televisión del último año, True Detective, el estadounidense Nic Pizzolatto escribió esta novela recientemente editada en España y que anticipa buena parte de las señas de identidad que luego acabarían conformando la estupenda y premiada ficción catódica. Como aquella, Galveston se ambienta en los terrenos pantanosos del estado de Louisiana y su personaje central y narrador de la historia es un recaudador que escapa de su mafioso patrón tras una operación de extorsión que termina como el rosario de la aurora. Con dos líneas temporales perfectamente enlazadas y con una solidez y contundencia narrativas que recuerdan al mejor Jim Thompson, Pizzolatto sabe también dotar a su relato de las dosis de lirismo necesarias en un final tan brillante como conmovedor.


lunes, 29 de septiembre de 2014

Noviembre Sin Violetas, de Lorenzo Silva

Noviembre Sin Violetas

Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Destino
Año: 1995


Juan Galba se cree a salvo en su tranquilo empleo en un balneario. Hace ya una década que disolvió la sociedad criminal que formaba con su gran amigo, Pablo Echevarría, muerto en extrañas circunstancias. Pero un día se presenta en el balneario Claudia Artola, la viuda de éste. Lleva consigo unas cartas que obligarán a Juan a volver, muy a su pesar, a los manejos ilícitos. Por una lealtad no exenta de culpa, deberá proteger a Claudia de una implacable persecución y resolver un escabroso crimen. Pero lo que Juan no sospecha es que tras la sucesión de cadáveres y asesinos, se perfila una venganza perfectamente trabada.

Noviembre sin violetas parece, en una primera aproximación, una apasionante y vertiginosa novela policíaca. Sólo que en este caso el enigma encuentra al detective y no al revés, como suele ser habitual en este género. Desde esa inversión de los cánones, nada es lo que parece y los personajes casi nunca muestran su verdadero rostro. La novela es, en fin, una reflexión sobre la absolución que quizá merezca toda acción humana y sobre la condena que pesa, por el contrario, sobre sus consecuencias.

Lorenzo Silva especifica con una prosa incisiva -y llena de humor- el horror de un hombre que huye de su destino, pero que termina aceptando que el presente, al ser la resolución del pasado, es un tiempo imposible de vivir. Cuando todo está perdido, el recuerdo de la belleza constituye la única forma de salvación.

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), Noviembre sin violetas, La sustancia interior, El urinario, El ángel oculto, El nombre de los nuestros, Carta blanca (Premio Primavera 2004), Niños feroces y la Trilogía de Getafe, compuesta por Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia, El cazador del desierto y La lluvia de París. Es autor del libro de relatos El déspota adolescente y del libro de viajes Del Rif al Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos. En 2006 publicó junto a Luis Miguel Francisco Y al final, la guerra, un libro-reportaje sobre la intervención de las tropas españolas en Irak, en 2008 un ensayo sobre El Derecho en la obra de Kafka y en 2010 Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo). Además, es autor de la serie policíaca protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, iniciada con El lejano país de los estanques (Premio Ojo Crítico 1998) y a la que siguieron El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000), La niebla y la doncella, Nadie vale más que otro, La reina sin espejo, La estrategia del agua y La marca del meridiano (Premio Planeta 2012).


Noviembre sin violetas fue la primera novela de Lorenzo Silva. La escribió en 1991, fue publicada en 1995 y reeditada posteriormente cuando el autor ya gozaba de cierto reconocimiento. Es una obra profundamente imperfecta que anticipa la habilidad del escritor madrileño y su inclinación hacia la novela negra pero que cuenta una historia imposible y absurda cuya trama no se articula bien, sus personajes nunca consiguen hacerse interesantes y la verborrea grandilocuente propia de escritor novato termina por hacerse insufrible. El argumento sofríe situaciones que recuerdan a otros libros y otras películas en los que probablemente el joven Silva se inspiró para construir este relato de amistades traicionadas y mujeres fatales que ni atrapa ni mucho menos emociona. Afortunadamente para sus lectores después escribiría cosas bastante mejores.


Lorenzo Silva en Aventura En La Isla


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Los Cuerpos Extraños, de Lorenzo Silva

Los Cuerpos Extraños

Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Planeta / Destino
Año: 2014


Mientras pasa el fin de semana en familia, el brigada Bevilacqua recibe el aviso de que el cadáver de la alcaldesa de una localidad levantina, cuya desaparición había sido previamente denunciada por el marido, ha sido hallado por unos turistas en la playa. Para cuando Bevilacqua y su equipo llegan y se hacen cargo de la investigación, el juez ya ha levantado el cadáver, las primeras disposiciones están tomadas y se está preparando el funeral.

El lugar es un avispero en el que se desatan todo tipo de rumores sobre la víctima, una joven promesa que venía a romper con los modos y corruptelas de los viejos mandarines del partido y que apostaba por renovar el modo de hacer política. Además, el descubrimiento de su agitada vida sexual, que puede calificarse de todo menos insípida, arroja sobre el caso una luz perturbadora.

Pero no hay mucho tiempo para indagar y en esta ocasión Bevilacqua y Chamorro deben apresurar una hipótesis en un fuego de intereses cruzados, en el que la causa de la joven política es también la causa de la integridad personal, de la que el país entero parece haberse apeado.

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), Noviembre sin violetas, La sustancia interior, El urinario, El ángel oculto, El nombre de los nuestros, Carta blanca (Premio Primavera 2004), Niños feroces y la Trilogía de Getafe, compuesta por Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia, El cazador del desierto y La lluvia de París. Es autor del libro de relatos El déspota adolescente y del libro de viajes Del Rif al Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos. En 2006 publicó junto a Luis Miguel Francisco Y al final, la guerra, un libro-reportaje sobre la intervención de las tropas españolas en Irak, en 2008 un ensayo sobre El Derecho en la obra de Kafka y en 2010 Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo). Además, es autor de la serie policíaca protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, iniciada con El lejano país de los estanques (Premio Ojo Crítico 1998) y a la que siguieron El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000), La niebla y la doncella, Nadie vale más que otro, La reina sin espejo, La estrategia del agua y La marca del meridiano (Premio Planeta 2012).


Resulta agradecible que Lorenzo Silva centre su mirada, en esta nueva entrega de las andanzas de la pareja de guardias civiles más reconocida de la literatura hispana, en la actualidad político-económica española. A diferencia de mucho policíaco vacuo e intrascendente de los que ahoran pueblan las listas de libros más vendidos, es marca de identidad de la novela negra más clásica su posicionamiento moral sobre la realidad de su tiempo. Eso no quita para que Los cuerpos extraños acabe siendo un tanto decepcionante, tanto en su intriga policial como en su retrato de la convulsa época presente. No encontramos grandes sorpresas en la resolución del caso, por más que la capacidad adictiva de la serie se mantenga intacta, y la conclusión tampoco escapa de lo rutinario. El prolífico autor madrileño no sale en esta ocasión demasiado bien parado de los riesgos asumidos y deja a medias buena parte de las expectativas despertadas, tanto en la vertiente humana como en la criminal del relato. Por otra parte, mientras leía las numerosas referencias que aparecen a lo largo del libro a diversas series televisivas recientes (The wire, Mad men...) no dejaba de preguntarme cómo es posible que todavía nadie haya decidido acometer una empresa de este tipo con las aventuras de Bevilacqua y Chamorro. Supongo que la producción nacional no da, sea en talento o en dineros, para ello.


Lorenzo Silva en Aventura En La Isla


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Diccionario De Nombres Propios, de Amélie Nothomb

Diccionario De Nombres Propios

Título original: Robert des noms propres
Autor: Amélie Nothomb
Traducción: Sergi Pàmies
Editorial: Anagrama
Año: 2002


El destino de la niña Plectrude, nacida en prisión de una madre de diecinueve años que asesinó a su marido semanas antes de dar a luz, será el de una lucha contra la compulsión a repetir el destino maldito de su madre. Criada con la familia de una tía, destaca enseguida por su belleza salvaje, por un don casi sobrenatural de seducción que hace caer a sus pies a cuanto ser se cruza a su paso. Con la excepción del chico que ella ama. Esta novela muestra cómo Nothomb combina dos capacidades sorprendentes: la de inventar historias a una velocidad casi mayor de la que cualquier escritura pudiera seguir y la de tener un control completo de su materia, como si cada una de sus novelas fuera una pieza dentro del vasto mundo que su obra está destinada a representar, como una Comedia humana del siglo XXI.

Amélie Nothomb nació en Kobe (Japón) en 1967. Proviene de una antigua familia de Bruselas, donde reside actualmente, aunque pasó su infancia y adolescencia en Extremo Oriente, principalmente en China y Japón, donde su padre fue embajador. Amélie Nothomb habla japonés y trabajó como intérprete en Tokio. Desde su primera novela, Higiene del asesino (edición española en Circe), se ha convertido en una de las autoras francesas más populares y con mayor proyección internacional. Anagrama ha publicado Estupor y temblores (Gran Premio de la Academia Francesa y Premio Internet, otorgado por primera vez por los lectores inter­nautas), Metafísica de los tubos, El sabotaje amoroso, Cosmética del enemigo, Diccionario de nombres propios, Antichrista y Biografía del hambre. En especial, el enorme éxito de Estupor y temblores «supone el reconocimiento, no sólo de la crítica, sino también del público, de una autora que desde hace tiempo lo merece por la creación de un mundo propio, rico y singular» (Flavia Company, El Periódico). Esta escritora, que «ha conseguido el prodigio de gustar al mayor número de lectores» (Le Monde), fue elegida, en una encuesta realizada por Le Figaro a 35 críticos literarios, como su escritor favorito de edad inferior a 40 años.


Otro ejemplo más de la facilidad de la autora belga Amélie Nothomb para crear historias, por más que éstas resulten tan vacuas como prescindibles. Es esta ocasión estira un argumento mínimo mucho más allá de lo aconsejable al que pone conclusión de una forma tan chapucera como risible. Insistiendo reiteradamente en las mismas ideas y atreviéndose, con más ingenuidad que acierto, con grandes temas como la anorexia en las adolescentes, Diccionario de nombres propios termina por resultar tan grotesco como su propio título.


Amélie Nothomb en Aventura En La Isla


 
Copyright 2010 Aventura En La Isla