lunes, 25 de agosto de 2014

Mala Onda, de Alberto Fuguet

Mala Onda

Autor: Alberto Fuguet
Editorial: Alfaguara
Año: 1991


En septiembre de 1980 un adolescente recorre las noches de Santiago de Chile: es Matías Vicuña que busca su identidad con desesperación en las venas y un grito de rabia en la garganta, lo cubre el polvo de las estrellas y por el horizonte se mueve la dictadura de Augusto Pinochet que avanza con velas desplegadas y a tambor batiente.

Es la crónica despiadada de un viaje a través de los excesos -cocaína, sexo, marihuana, alcohol- con un fondo de cinismo generalizado, un dolor que no se aguanta y con los afectos sinceros cada día más secos y lejanos.

Alberto Fuguet nació en Santiago de Chile en 1964. Hasta los trece años vivió en California, Estados Unidos. Después de terminar sus estudios secundarios en Santiago, se tituló como periodista en la Universidad de Chile e inició una multifacética carrera como crítico de cine y de música rock, columnista, dramaturgo y novelista. Su libro de cuentos Sobredosis (reeditado por Alfagura en 1995) fue tal vez la chispa que estableció el fenómeno literario y editorial conocido como «la nueva narrativa chilena» en la conciencia del gran público. Mala onda -escrita cuando Fuguet tenía veinticinco años y ahora traducida al inglés como Bad Vibes- lo consagró como uno de los escritores más leídos del país. En 1994 publicó Por favor, rebobinar, su segunda novela, y ha sido también coeditor de las antologías Cuentos con walkman y McOndo. Actualmente Alberto Fuguet trabaja como asesor creativo de la empresa Rock & Pop.


La primera novela del autor chileno Alberto Fuguet, escrita cuando apenas contaba veintisiete años de edad, no pretende ocultar sus referencias. Si bien durante su segundo tramo se hace más evidente su homenaje a El guardián entre el centeno, juego de espejos incluido, durante la primera parte del relato es difícil no pensar en Menos que cero, el también debut literario del estadounidense Bret Easton Ellis, otra novela precoz con la que Mala onda comparte tono y estructura. Ambientada en septiembre de 1980 en un Chile que se prepara para el plebiscito, la vida del protagonista, libre de problemas económicos gracias a una familia adinerada en la que se siente poco menos que un extraño, discurre en un ambiente de nihilismo feroz en donde el alcohol, las drogas y las relaciones impersonales ocupan el eje central. Pero Matías es menos pasivo que Clay y en la segunda parte se convierte en émulo de su admirado Holden Caulfield para alcanzar un momento de catarsis que cierra brillantemente una novela ejemplar que en su publicación fue muy mal acogida por la crítica.



Alberto Fuguet en Aventura En La Isla


domingo, 10 de agosto de 2014

Tinta Roja, de Alberto Fuguet

Tinta Roja

Autor: Alberto Fuguet
Editorial: Alfaguara
Año: 1996


Uno tras otro, los hechos de sangre que Alfonso -un joven periodista en prácticas- reporta como en una alucinante secuencia cinematográfica van configurando el mapa de una ciudad desesperada y violenta, esa que día a día es recreada en las páginas de la crónica roja.

Bajo el sol de verano, la camioneta amarilla del diario El Clamor recorre con sus cuatro ocupantes -Alfonso, Escalona, el Camión y Faúndez, gran seductor de viudas recientes y maestro del sensacionalismo- este otro rostro, sórdido y tragicómico, de un Santiago habitado por personajes siempre al filo del patetismo o el humor negro.

Entre suicidios, accidentes, comilonas y asesinatos, el diálogo incesante de los protagonistas de Tinta roja está poblado de anécdotas que mezclan el sexo con la droga, la fatalidad con la nostalgia, la filosofía de la vida diaria con los crímenes más espeluznantes o las pequeñas corrupciones cotidianas.

En esta electrizante novela Alberto Fuguet explora nuevos dialectos y territorios, desvelando desde ángulos no habituales los conflictos del aprendizaje, la iniciación, la amistad y la compleja relación padre/hijo.

Alberto Fuguet nació en Santiago de Chile en 1964. Hasta los trece años vivió en California, Estados Unidos. Después de terminar sus estudios secundarios en Santiago, se tituló como periodista en la Universidad de Chile e inició una multifacética carrera como crítico de cine y de música rock, columnista, dramaturgo y novelista. Su libro de cuentos Sobredosis (reeditado por Alfagura en 1995) fue tal vez la chispa que estableció el fenómeno literario y editorial conocido como «la nueva narrativa chilena» en la conciencia del gran público. Mala onda -escrita cuando Fuguet tenía veinticinco años y ahora traducida al inglés como Bad Vibes- lo consagró como uno de los escritores más leídos del país. En 1994 publicó Por favor, rebobinar, su segunda novela, y ha sido también coeditor de las antologías Cuentos con walkman y McOndo. Actualmente Alberto Fuguet trabaja como asesor creativo de la empresa Rock & Pop.


La segunda novela de Alberto Fuguet, chileno nacido en EE.UU., muestra probables tintes autobiográficos al narrar el camino iniciático de un joven recién titulado en periodismo que realiza sus prácticas en la sección de sucesos de un diario sensacionalista de Santiago. La figura paterna encarnada por su carismático jefe, Saúl Fáundez, sustituye al ausente padre real del protagonista y se convierte en el mejor personaje de un relato continuamente punteado por localismos y expresiones coloquiales del entorno en que se ambienta. Ambiciosa en su estructura pero más convencional que su posterior y excelente Missing: una investigación, Tinta roja, escrita hace ya casi dos décadas, es otra muestra más del indudable talento de su autor.


Alberto Fuguet en Aventura En La Isla


martes, 29 de julio de 2014

Fun Home. Una Familia Tragicómica, de Alison Bechdel

Fun Home
Una Familia Tragicómica


Título original: Fun home: a family tragicomic
Autor: Alison Bechdel
Traducción: Rocío de la Maya Retamar
Editorial: Reservoir Books / Random House Mondadori
Año: 2006


En 2006 Houghton Mifflin publicó sus memorias gráficas, Fun Home: Una familia tragicómica, el exitoso relato de maduración que se ha calificado como "proeza de retrato familiar" y un "raro y original ejemplo de por qué las novelas gráficas han ocupado la conversación sobre la Literatura Americana." Fun Home está nominado al premio National Book Critics Circle de 2007.

El padre de Alison, la protagonista (y autora del libro), es profesor de inglés, y tiene como hobby coleccionar antigüedades y la restauración, así que aplica su hobby a restaurar su casa victoriana, que es a la vez una funeraria. Es un padre distante que nunca ha hecho pública su inclinación sexual, claramente homosexual. A través de esta narrativa visual, que es a la vez cómica y desoladora, nos acercamos a los complejos de Alison, que lucha en soledad por encontrar su lugar.

Alison Bechdel es la autora del bestseller Fun Home. Una familia tragicómica, escogido mejor libro del año por Time, Entretainment Weekly, The New York Times, People, USA Today, Los Angeles Times, Village Voice y San Francisco Chronicle, entre otros. Durante veinticinco años ha escrito y dibujado la tira cómica Dykes to Watch Out For, una crónica visual de la vida moderna (y queer) considerada una de las obras más importantes del género de las tiras cómicas. Alison es editora del Best American Comics 2011 y ha colaborado en Slate, McSweeney's, Entretainment Weekly, Granta y The New York Times Review.

¿Eres mi madre? es la primera novela gráfica de la que se imprimen 100.000 ejemplares en la primera tirada.





La estadounidense Alison Bechdel parece querer trascender con su Fun home los límites de la novela gráfica y en muchas partes de su brillante relato autobiográfico lo consigue sobradamente. Para ello incluso parece querer huir por momentos del dibujo y en más de una ocasión las páginas de su obra se llenan de textos, incluidos algunos fragmentos del Ulises de James Joyce, que sirve en el segundo tramo de la narración casi como eje conductor de la compleja relación con su atormentado padre, figura central y dominante de toda la historia y a cuyo recuerdo la autora norteamericana dedica un sentido y emotivo homenaje.
domingo, 20 de julio de 2014

Diario De Golondrina, de Amélie Nothomb

Diario De Golondrina

Título original: Journal d'Hirondelle
Autor: Amélie Nothomb
Traducción: Sergi Pàmies
Editorial: Anagrama
Año: 2006


Primero fue la pérdida de un gran amor. Después el bloqueo de las emociones y, más tarde, el descubrimiento de que ya no había vuelta atrás. Así empieza este libro intimista y descarnado en el que un hombre de identidad cambiante descubre que la única manera de recuperar el placer es con experiencias radicalmente nuevas. El primer umbral será la música de Radiohead. El segundo, el asesinato. Mata por encargo, al principio, y después las víctimas son elegidas al azar. Hasta que un día se enamora... La pluma de Amélie Nothomb se encarna en una voz masculina, en un Yo frío y distante, no exento de ironía, que nos reta a desvelar el secreto que esconden las páginas del diario del asesino.

Amélie Nothomb nació en Kobe (Japón) en 1967. Proviene de una antigua familia de Bruselas, donde reside actualmente, aunque pasó su infancia y adolescencia en Extremo Oriente, principalmente en China y Japón, donde su padre fue embajador. Amélie Nothomb habla japonés y trabajó como intérprete en Tokio. Desde su primera novela, Higiene del asesino (edición española en Circe), se ha convertido en una de las autoras francesas más populares y con mayor proyección internacional. Anagrama ha publicado Estupor y temblores (Gran Premio de la Academia Francesa y Premio Internet, otorgado por primera vez por los lectores inter­nautas), Metafísica de los tubos, El sabotaje amoroso, Cosmética del enemigo, Diccionario de nombres propios, Antichrista y Biografía del hambre. En especial, el enorme éxito de Estupor y temblores «supone el reconocimiento, no sólo de la crítica, sino también del público, de una autora que desde hace tiempo lo merece por la creación de un mundo propio, rico y singular» (Flavia Company, El Periódico). Esta escritora, que «ha conseguido el prodigio de gustar al mayor número de lectores» (Le Monde), fue elegida, en una encuesta realizada por Le Figaro a 35 críticos literarios, como su escritor favorito de edad inferior a 40 años.


La única cosa buena que se me ocurre decir de Diario de Golondrina es que es corto y se lee bastante rápido. Quizá si Amélie Nothomb se planteara el no tener que publicar obligatoriamente algo cada año, los lectores nos podríamos ahorrar tener que leer estupideces de este calibre. Como no es el caso y la autora belga sigue fiel a su entrega anual, su producción corre el peligro, como aquí, de caer definitivamente en lo irrelevante.


Amélie Nothomb en Aventura En La Isla


miércoles, 16 de julio de 2014

Furia, de Jonathan Kellerman

Furia

Título original: Rage
Autor: Jonathan Kellerman
Traducción: Laura Sánchez-Crespo López
Editorial: La Fábrica de Ideas
Año: 2005

La venganza es el arma más mortífera

Ganador de los premios Edgar Allan Poe, Samuel Goldwyn y Anthony Boucher

Una nueva aventura en la que Alex Delaware investiga un horrible crimen del pasado que ha adquirido increíbles y aterradoras dimensiones.

Troy Turner y Rand Duchay eran unos adolescentes cuando secuestraron y asesinaron a Kristal Malley. Troy, sociópata sin remordimientos, murió de forma violenta en el correccional. Rand, en cambio, consiguió sobrevivir a la condena. Ahora, con veintiún años, se ha convertido en un joven angustiado con la necesidad de hablar, una vez más, con el psicólogo Alex Delaware. A medida que Delaware y su amigo Sturgis revisan el truculento asesinato que destrozó a toda una comunidad, descubren un escalofriante legado de locura, suicidio y múltiples asesinatos. Y cuanto más comprenden el atroz crimen, más angustiosamente cerca se encuentran de desenmascarar al monstruoso orquestador de esta espiral de destrucción.

Jonathan Kellerman es un maestro superventas del thriller psicológico. Vuelve a la escena mundial con otro éxito que combina todos los elementos que lo han convertido en un autor de éxito internacional: un argumento contagioso, intensos personajes y una historia que roza lo aterrador en muchos momentos.

Jonathan Kellerman es uno de los autores de thriller más reconocidos mundialmente.

Sus novelas han estado en la lista de los más vendidos de The New York Times y Publishers Weekly durante semanas. Ha trasladado sus conocimientos como psicólogo clínico a más de doce novelas policíacas superventas, entre ellas las de la serie de Alex Delaware: El teatro del carnicero, The Conspiracy Club y Twisted, o las novelas Desaparecido y Obsesión (publicadas en La Factoría de Ideas).

Es autor de numerosos ensayos, relatos cortos, artículos científicos, dos libros infantiles y tres volúmenes de psicología, entre los que se encuentra Savage Spawn: Reflections on Violent Children.

Ha sido galardonado con los premios Samuel Goldwyn, Edgar Allan Poe y Anthony Boucher y nominado para un premio Shamus.

«La originalidad de la trama, el ritmo constante de avances de la investigación y la continua aparición de nuevos misterios logran que esta novela pase como una exhalación por las manos del lector» Washington Times

«Kellerman se confirma nuevamente como un autor dotado de un preciso sentido del lenguaje y de una audaz composición narrativa, fundamentos que le sirven para ofrecer un relato apasionado, entregado a los amantes del misterio» Diario de Ferrol


Pocos elementos podemos encontrar en Furia que no conociéramos ya de antemano del estadounidense Jonathan Kellerman. Un nuevo caso que junta al psicólogo Alex Delaware con el policía Milo Sturgis y que como sucediera en Desaparecido y Obsesión (editadas en España con anterioridad pero ambas posteriores) retuerce la trama demasiadas vueltas por encima de lo aconsejable hasta el punto de que en determinado momento de la misma resulta casi imposible no perder la perspectiva y cuya apresurada conclusión resuelve sólo parcialmente los infinitos caminos abiertos en la investigación, dejando abandonados a su suerte a no pocos personajes que apenas han servido para usar y tirar. Como siempre, Kellerman ofrece más ruido que nueces y Furia, aunque resulta adictiva, no supone en este sentido una excepción en su prolífica carrera.


Jonathan Kellerman en Aventura En La Isla
lunes, 7 de julio de 2014

Ese Dulce Mal, de Patricia Highsmith

Ese Dulce Mal

Título original: This sweet sickness
Autor: Patricia Highsmith
Traducción: José Luis López-Muñoz
Editorial: Círculo de Lectores
Año: 1960


Desde su primera novela hasta la más reciente, esta colección reúne una muestra representativa y variada de la rica producción literaria de Patricia Highsmith, maestra en el análisis de la psicología criminal.

Los títulos que la componen son, por orden de aparición, A pleno sol, Crímenes imaginarios, El hechizo de Elsie, La celda de cristal, La máscara de Ripley, El diario de Edith, El amigo americano, Gente que llama a la puerta, Ese dulce mal, Extraños en un tren, Mar de fondo y El cuchillo, así como el ensayo «Suspense». Cómo se escribe una novela de intriga, que nos descubre el modo en que trabaja la autora.

«Toda la tradición de la gran novela americana está detrás, pero lo peculiar, lo atractivo de las novelas de Patricia Highsmith es ese aparente desapasionamiento que nos sumerge en un horror del que se ha extraído toda grandeza» Lourdes Ortiz

Patricia Highsmith nació el 19 de enero de 1921 en Forth Worth, Texas, trasladándose luego al Greenwich Village de Nueva York, donde pasó su juventud. Sus padres se habían divorciado nueve días antes de su nacimiento y pasó los primeros años de su vida con su abuela. A su padre no lo conoció hasta que tenía 12 años. A pesar de sus aptitudes para la pintura y la escultura, durante su época en el instituto ya supo que quería ser escritora y escribió que los asuntos que más le interesaban eran la culpa, la mentira y el crimen. Poe, Conrad y Dostoievski encabezaban la lista de sus autores preferidos en esa época. A los nueve años leía a Dickens y releía Crimen y castigo de Dostoievski. Siendo muy joven leyó The human mind de Karl Menninger, libro que incluye estudios científicos sobre conductas anormales. «Me di cuenta de que el hombre o la mujer de la casa de al lado podía tener una extraña psicosis sin que yo pudiera apreciarlo», escribió años más tarde en uno de sus diarios.


Ese dulce mal pertenece a la que podría considerarse la primera etapa de la carrera de Patricia Highsmith. En ella la escritora de Texas describe con su preciso y puntilloso estilo habitual la enfermiza obsesión del personaje central por un amor no correspondido. En esta crónica de excesos, con lejanos ecos del primer Ripley en lo que se refiere al desdoblamiento psicopático de identidades, Highsmith ofrece como siempre una mirada comprensiva y compasiva por su desgraciado protagonista, aún cuando rápidamente sea evidente ante los ojos del lector lo trastornado y poco justificable de su desquiciado comportamiento. Sólida y brillante de principio a fin, el lirismo de su conclusión está a la altura de los mejores trabajos de su autora.


Patricia Highsmith en Aventura En La Isla
martes, 24 de junio de 2014

Gente Que Llama A La Puerta, de Patricia Highsmith

Gente Que Llama A La Puerta

Título original: People who knock on the door
Autor: Patricia Highsmith
Traducción: Jordi Beltrán
Editorial: Círculo de Lectores
Año: 1983


Gente que llama a la puerta (1983) es una de las últimas novelas de Patricia Highsmith. Desde su exilio europeo, Highsmith vuelve su mirada a su América natal, la América de Reagan, y dentro de ella al mundo adolescente convulsionado por el fanatismo religioso. El protagonista de esta novela es una típica familia norteamericana de clase media, residente en una pequeña ciudad de Indiana donde lleva una vida de aparente y confortable monotonía. Highsmith, con su habitual y difícil sencillez, traza un admirable retrato de personajes y situaciones, demostrando en esta novela hasta qué extremo el horror puede invadir la vida cotidiana.

Desde su primera novela hasta la más reciente, esta colección reúne una muestra representativa y variada de la rica producción literaria de Patricia Highsmith, maestra en el análisis de la psicología criminal.

Los títulos que la componen son, por orden de aparición, A pleno sol, Crímenes imaginarios, El hechizo de Elsie, La celda de cristal, La máscara de Ripley, El diario de Edith, El amigo americano, Gente que llama a la puerta, Ese dulce mal, Extraños en un tren, Mar de fondo y El cuchillo, así como el ensayo «Suspense». Cómo se escribe una novela de intriga, que nos descubre el modo en que trabaja la autora.

«Se ha dicho de Patricia Highsmith que está condenada al asesinato y hay que confesar que se entrega a él con evidente voluptuosidad después de sesenta y dos años de libertad provisional... ¿Quién llama a la puerta de Patricia Highsmith? La ironía y su compañero el sarcasmo» Jeanne Champion (Les Nouvelles Littéraires)

Patricia Highsmith nació el 19 de enero de 1921 en Forth Worth, Texas, trasladándose luego al Greenwich Village de Nueva York, donde pasó su juventud. Sus padres se habían divorciado nueve días antes de su nacimiento y pasó los primeros años de su vida con su abuela. A su padre no lo conoció hasta que tenía 12 años. A pesar de sus aptitudes para la pintura y la escultura, durante su época en el instituto ya supo que quería ser escritora y escribió que los asuntos que más le interesaban eran la culpa, la mentira y el crimen. Poe, Conrad y Dostoievski encabezaban la lista de sus autores preferidos en esa época. A los nueve años leía a Dickens y releía Crimen y castigo de Dostoievski. Siendo muy joven leyó The human mind de Karl Menninger, libro que incluye estudios científicos sobre conductas anormales. «Me di cuenta de que el hombre o la mujer de la casa de al lado podía tener una extraña psicosis sin que yo pudiera apreciarlo», escribió años más tarde en uno de sus diarios.


Patricia Highsmith reincide con la más que apreciable Gente que llama a la puerta en algunos de sus temas preferidos. Aquí también centra su mirada en una reducida galería de personajes e indaga brillantemente en su psicología, sometiendo a su joven protagonista a una progresiva angustia existencial que tiene su raíz en el desaforado integrismo religioso de su padre. Escrita en 1983 y ambientada en los Estados Unidos de la era Reagan, la historia avanza casi como en una iniciática novela juvenil hasta que en su último tramo se desliza hacia territorios más habituales en su autora y se hace más explícita su siempre agradecible amoralidad.


Patricia Highsmith en Aventura En La Isla
 
Copyright 2010 Aventura En La Isla